497547075dj

Científicos descubren un nuevo biomarcador de alzhéimer que puede acelerar su diagnóstico

Salud El Mundo Al Instante 24 de abril de 2022
Alzhéimer
Los primeros signos de la enfermedad pueden detectarse hasta 10 años antes de su diagnóstico

Un 64% de las personas con enfermedad de Alzheimer en estadios graves y sólo un 20% en estadios leves están diagnosticadas.

Una situación generada porque gran parte de la población considera los primeros síntomas de la enfermedad como una consecuencia normal del envejecimiento. Sin embargo, esos primeros signos del alzhéimer pueden ser detectados hasta una década antes de su diagnóstico, cuando ya aparecen sentimientos depresivos, apatía, cambios en sus rutinas o problemas de memoria en el paciente; y seis años antes ya se aprecian dificultades para realizar algunas tareas complejas, como usar el transporte público, administrar dinero o seguir un tratamiento médico de forma correcta.

El diagnóstico precoz del alzhéimer es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la comunidad científica y ahora se ha dado un paso más en ese reto, ya que investigadores del Brain Chemistry Labs (Estados Unidos) han descubierto un nuevo biomarcador de la enfermedad de Alzheimer que puede acelerar el diagnóstico, tal y como se avanza en un estudio publicado en la revista «Plos One».

Aunque los síntomas de la patología avanzada son bien conocidos, el diagnóstico en sus etapas más tempranas requiere pruebas cognitivas cuidadosas por parte de los neurólogos. El descubrimiento de una proporción única de metabolitos de muestras de sangre de pacientes con alzhéimer en etapa temprana promete acelerar el diagnóstico, lo que permite iniciar tratamientos antes. «Nos sorprendió descubrir que la proporción de dos moléculas, fosfato de dihidrógeno de 2-aminoetilo y taurina, nos permite discriminar de manera confiable las muestras de pacientes con alzhéimer en etapa temprana de los controles», explica la autora principal del estudio, Sandra Banack.

Las muestras de sangre se extrajeron de pacientes inscritos en un ensayo de fase II aprobado por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) en el Centro Médico Dartmouth Hitchcock en New Hampshire y luego se enviaron a Brain Chemistry Labs para su análisis. «En Brain Chemistry Labs, consideramos que las placas de amiloide son una consecuencia más que la causa de la enfermedad de Alzheimer. Lo emocionante de este nuevo descubrimiento es que no depende del amiloide y el ensayo se puede realizar en equipos analíticos que ya están presentes en la mayoría de los grandes hospitales», han zanjado los investigadores.

Claves del diagnóstico precoz

En las primeras etapas de la enfermedad empiezan a aparecer los olvidos de hechos recientes, como «con quién quedé ayer», «qué he comido» o «quién me llamó ayer por teléfono». La repetición frecuente de las mismas preguntas, a pesar de recibir respuesta, la colocación de cosas en lugares equivocados, la dificultad constante en recordar el nombre de objetos usuales y la complicación en realizar actividades sencillas y familiares, como no poder abrir la puerta con la llave o no conseguir hacer una llamada telefónica, son otros de los principales signos de aviso.

Resulta fundamental detectar la enfermedad y diagnosticarla lo antes posible para que los tratamientos disponibles, farmacológicos y especialmente no farmacológicos, retrasen el deterioro cognitivo e incrementen la calidad de vida del paciente y de su familia», asegura el neurólogo David Pérez.

Te puede interesar