497547075dj

HONDA da los primeros pasos para obtener energía ilimitada en la luna

Vivir en la Luna está cada vez más cerca gracias a un sistema de energía renovable circular desarrollado por Honda

Ciencia tecnología e innovación QUO 16 de mayo de 2022
La luna

Obtener energía y oxígeno en la Luna es una de las grandes limitaciones para que el ser humano puede plantearse allí la vida. El camino para lograr el autoabastecimiento es largo, pero Honda, en colaboración con la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), ya está trabajando para hacer posible este viejo sueño del ser humano.

El planteamiento que hacen los científicos japoneses se basa en utilizar energía solar para producir oxígeno que pueda ser utilizado por el ser humano, e hidrógeno como combustible para las aeronaves. A la pregunta de cómo piensan llevar a cabo el proceso, los físicos e ingenieros responden que la clave está en un procedimiento de electrolisis a alta presión del agua que generaría oxígeno e hidrógeno. Estos dos componentes en una pila de combustible producen electricidad. Llevar a cabo esa electrolisis es relativamente posible fuera de la Tierra: agua lunar y energía solar, dos elementos abundantes en el satélite que son suficientes para generarla. O sea, un proceso de producción energética circular que produciría un autoabastecimiento continuo.

La idea es ingeniosa. De momento, las investigaciones están centradas en la Luna, concretamente en la Plataforma Orbital Lunar “Gateway”, una estación espacial de la Nasa en colaboración con la Agencia Espacial Europea, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón y la Agencia Espacial Canadiense. Los trabajos son muy experimentales, desde luego, pero abren la puerta a la vida más allá de la Tierra. Vida humana, claro. De la alienígena queda mucho por descubrir.

El campo de la automoción también tiene sus expectativas puestas en este tipo de investigaciones. Los coches de hidrógeno, el combustible del futuro según la mayoría de los expertos, se basan en un planteamiento similar. Los modelos que ya se han presentado con esta tecnología, como el Honda FCX, el Toyota Mirai o el Hyundai Nexo, llevan una pila de combustible que se alimenta de hidrógeno. Al mezclarse este componente con el oxígeno del aire se produce electricidad. Esta energía es la que mueve el motor eléctrico, pero con la ventaja de que el único residuo que se genera es vapor de agua.

La diferencia de los coches con el sistema que está desarrollando Honda en la Plataforma Gateway es que en el caso de la estación espacial el vapor de agua se incorpora de nuevo al proceso y vuelve a generar hidrógeno y oxígeno. De momento no se realiza en la Tierra, pero puede que algún día los coches hagan lo mismo que se está haciendo en Gateway y no tengan ni siquiera que ir a una hidrogenera a repostar.

Te puede interesar