497547075dj

Una de cada cinco especies de reptiles está en peligro de extinción

La situación es preocupante. Más del 21% de los reptiles se encuentran amenazados y requieren esfuerzos urgentes de conservación para evitar su extinción

Planeta El Confidencial 17 de mayo de 2022
Muchas especies de reptiles, cocodrilos y tortugas requieren ya esfuerzos urgentes de conservación(REUTERS-Toby Melville)
Muchas especies de reptiles, cocodrilos y tortugas requieren ya esfuerzos urgentes de conservación(REUTERS/Toby Melville)

Extinción inminente. Esto es a lo que se enfrentan más de una quinta parte de los reptiles de nuestro planeta. Y no solo ellos; también están en peligro de desaparición algunas especies de cocodrilos y diversas tortugas, según ha advertido un reciente estudio.

Sabemos que los reptiles se encuentran entre los animales más antiguos del planeta, pero su futuro está marcado con una densa bruma, después de que una reciente investigación publicada en la revista Nature haya revelado que el 21% se encuentra en riesgo de extinción. De las 10.196 especies de reptiles incluidas en el análisis, 1.829 se hallaban en situación vulnerable, en peligro o en peligro crítico.

Los investigadores exponen que el 40,7 % de los anfibios, el 25,4 % de los mamíferos y el 13,6 % de las aves están actualmente en peligro de extinción, pero parece que los reptiles habían quedado apartados de la mayoría de las investigaciones.

 "La pérdida inminente de especies podría generar consecuencias de gran alcance e imprevistos en nuestro medio ambiente y nuestro propio bienestar"


De más de 10.000 especies evaluadas, más del 21 % estaban amenazadas de extinción (clasificadas como vulnerables, en peligro o en peligro crítico). Los cocodrilos y las tortugas se encuentran entre las especies en mayor riesgo, con alrededor del 57,9 % y el 50 % de las evaluadas bajo amenaza, respectivamente.

Las mayores amenazas

Las principales amenazas a las que se enfrentan los reptiles son: la agricultura, la tala, el desarrollo urbano y las especies invasoras, mientras que el riesgo que representa el cambio climático es incierto, apuntan los científicos. Y es que faltan evaluaciones integrales de riesgo de extinción en cuanto a reptiles se refiere. ¿Olvidados por ser menos carismáticos? Quizá.

La investigación, en la que participó la Universidad de Monash, la Universidad de Adelaida, la Universidad de Sídney, el Museo Australiano, la Universidad de Tasmania, la Universidad Charles Darwin, la Universidad de Australia Occidental y NatureServe de Estados Unidos, aplicó durante 15 años, los criterios de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a los reptiles, para examinar su riesgo de extinción a nivel mundial.

Entre las conclusiones extraídas del estudio, descubrieron que las especies que habitan en los bosques estaban más amenazadas, tal vez debido a una mayor exposición a ciertos peligros en los ambientes forestales. Y es que, aunque muchos reptiles viven en ambientes áridos como desiertos y matorrales, la mayoría de las especies se encuentran en bosques, donde sufren amenazas como la tala y la conversión de tierras para la agricultura.

Uno de los ejemplos es la cobra real ('Ophiophagus hannah'), cuyo número está disminuyendo en Asia, en gran parte debido a la pérdida del hábitat forestal.

 "Se sospechaba que podrían estar en declive, pero sin la evaluación global de los reptiles no hubiéramos sabido que en realidad es vulnerable", dijo Neil Cox, gerente de la Unidad de Evaluación de la Biodiversidad, una iniciativa conjunta de la UICN y Conservación Internacional en Washington.

“Desde tortugas que respiran a través de sus genitales hasta camaleones del tamaño de un garbanzo y tortugas gigantes que pueden vivir más de 100 años, son absolutamente fascinantes. Nuestra esperanza es que esta primera evaluación de los más de 10.000 reptiles del mundo ayude a ponerlos en el centro de atención y de alguna manera resalte esta diversidad y cuánto tenemos que perder”, concluyen los autores.

Un futuro incierto

El panorama no es halagüeño. Si todas las especies de reptiles amenazadas se extinguieran, una combinación de 15.600 millones de años de diversificación genética sería borrada para siempre del planeta, expresan los investigadores.

Las organizaciones de naturaleza y conservación están esperanzadas en la celebración de la COP 15, la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica, pues es una oportunidad única en una década para restablecer nuestra relación con la naturaleza y revertir la pérdida de biodiversidad.

Te puede interesar