497547075dj

Así funciona un chip de computador con células humanas

Ciencia tecnología e innovación El Mundo Al Instante 27 de mayo de 2022
neurona-cerebral-1200x800-1-768x512
Neurona

¿Es ético que las empresas de tecnología fabriquen chips de computadora con células humanas?

Esta es una pregunta que debemos enfrentarnos a nosotros mismos. Decimos esto porque, en diciembre de 2021, Cortical Labs desarrolló grupos de neuronas (células cerebrales) que se incorporaron a un chip de computadora.

El chip híbrido resultó funcionar porque tanto el cerebro como las neuronas comparten un lenguaje común: la electricidad.

¿Cómo funciona el sistema de este chip de computadora con células humanas? 

En el sistema Dishbrain de Cortical Labs, las neuronas crecen en chips de silicio. Dichas neuronas actúan como cables en el sistema y conectan diferentes componentes. La principal ventaja de este enfoque es la siguiente: las neuronas pueden cambiar de forma, crecer, replicarse o morir en respuesta a las demandas del sistema.

De hecho, Dishbrain podría aprender a jugar al juego de arcade Pong más rápido que cualquier otro sistema de inteligencia artificial. Los desarrolladores de Dishbrain dijeron: “Nada como esto ha existido antes… Es un modo de ser completamente nuevo. Una fusión de silicio y neurona”.

Estos chips pueden ser la clave

Cortical Labs cree que sus chips de computadora con células humanas podrían ser la clave para los diferentes tipos de razonamiento complejo que las computadoras y las IA actuales no pueden producir. También hay otra empresa emergente que fabrica computadoras a partir de neuronas cultivadas en laboratorio. La empresa se llama Koniku y cree que su tecnología revolucionará varias industrias, tales como la agricultura, la atención médica, la tecnología militar y la seguridad aeroportuaria.

Lo interesante es que ninguna de estas empresas necesita muestras de tejido cerebral de donantes, ya que cultivan las neuronas que necesitan en el laboratorio a partir de células cutáneas ordinarias utilizando tecnologías de células madre. Los científicos diseñan células a partir de muestras de sangre o biopsias de piel en un tipo de célula madre para luego convertirlas en cualquier tipo de célula en el cuerpo humano.

¿Qué sucede con el consentimiento del donante?

Pese a ello, esto plantea dudas sobre el consentimiento del donante. ¿Las personas que proporcionaron muestras de tejido para la investigación y el desarrollo de tecnología saben que podrían usar para fabricar computadoras neuronales? ¿Necesita saber esto para que su consentimiento sea válido?

Por supuesto, las personas estarán mucho más dispuestas a donar células de la piel para la investigación que su tejido cerebral. Y es que una de las barreras para la donación de cerebros es que este se considera vinculado a la identidad. Pero hoy en día podemos desarrollar minicerebros a partir de prácticamente cualquier tipo de célula. Entonces, ¿todavía tiene sentido hacer este tipo de distinción?

Algo que también debemos tomar en cuenta es que, si las computadoras neuronales se vuelven comunes, estaremos enfrentándonos a otros problemas de donación de tejidos. En la investigación de Cortical Lab con Dishbrain, encontramos que las neuronas humanas eran más rápidas en el aprendizaje que las neuronas de los ratones. ¿Podría haber también diferencias en el rendimiento dependiendo de qué neuronas se utilicen?

Otra consideración ética en torno a las computadoras neuronales es esta: ¿podrían desarrollar alguna forma de conciencia y experimentar dolor? En el experimento de Pong, Dishbrain está expuesto a estímulos ruidosos e impredecibles cuando obtiene una respuesta incorrecta ya estímulos predecibles cuando acierta. Es posible que sistemas como este puedan comenzar a experimentar estímulos impredecibles como dolor y estímulos predecibles como placer.

El director científico Brett Kagan de Cortical Labs dice: “El consentimiento del donante completamente informado es de suma importancia. Cualquier donante debe tener la oportunidad de llegar a un acuerdo de compensación como parte de este proceso y su autonomía corporal respetada sin coerción”.

Estamos en las primeras etapas de la computación neuronal y tenemos tiempo para pensar en estos problemas. Pronto la ficción abandonará los libros y llegará a las tiendas de todo el mundo en forma de chips de computadora con células humanas.

Te puede interesar