497547075dj

El avance imparable de la movilidad sostenible tras un 2021 de récords

Las opciones de compra se han multiplicado por cinco respecto a 2015. Actualmente, existen unos 450 modelos diferentes en los escaparates de los concesionarios de todo el mundo

Planeta El Confidencial 28 de mayo de 2022
Las ventas de coche eléctrico se disparan. (iStock)
Las ventas de coche eléctrico se disparan. (iStock)

La escalada vertiginosa de los vehículos eléctricos no tiene techo en ninguno de los tres grandes mercados: China, Estados Unidos y Europa. Así lo afirma el último informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA) Global EV Outlook 2022, en el que se indica, según los datos de 2021, que las ventas de vehículos eléctricos se duplicaron, alcanzando un récord de 6,6 millones. Hace 10 años solo se vendieron 120.000 en todo el mundo, la misma cifra que se vende ahora cada semana.

Triplicando la cantidad de 2018, ahora circulan por las carreteras de todo el mundo más de 16,5 millones de coches eléctricos. De hecho, casi el 10% del total de ventas de coches, incluyendo los de combustión, fueron eléctricos. Y esto no tiene visos de detenerse porque durante el primer trimestre de 2022 ya se ha alcanzado la cifra de 2 millones de nuevas ventas (un 75% más que el mismo periodo de 2021).

Ante el imparable avance de las mejoras en las políticas climáticas, el mayor gasto público en incentivos para vehículos eléctricos alcanzó en 2021 un total de 30.000 millones de dólares, duplicando el gasto del año anterior. El motivo principal reside en la aseveración de una cantidad cada vez mayor de países de eliminar los motores de combustión interna o electrificarlos en las próximas décadas para contribuir a mitigar el cambio climático.

Los fabricantes de automóviles, más allá de las políticas, también gozan de una estrategia de planificación de flotas, incluso con mayor ambición. Es un mercado en auge y ninguno quiere perder su cuota en un sector tan jugoso y lucrativo. Es más, hoy en día se ha multiplicado por cinco el número de modelos eléctricos desde 2015, alcanzando un total de 450 en los escaparates de los concesionarios mundiales.

China continúa imbatible

El despertar del gigante asiático, líder en casi todos los sectores disruptivos, también se ha producido en la electromovilidad. China ha representado la mitad del crecimiento mundial y ha vendido 3,3 millones en el último año, más que lo que se vendió en todo 2020 a escala global. Las ventas en Europa mostraron un sólido y constante crecimiento, un 65% más, hasta los 2,3 millones, tras el auge de 2020, y también aumentaron en Estados Unidos hasta los 630. 000, tras dos años de descenso por las resistencias del sector del automóvil menos aperturista.

El primer trimestre de 2022 mostró tendencias similares, con un aumento de las ventas en China de más del doble, en comparación con el primer trimestre de 2021 (que representa la mayor parte del crecimiento mundial), un aumento del 60% en Estados Unidos y un incremento del 25% en Europa. Según Luis Valdés, analista independiente, "todos los mercados tienen crecimientos disruptivos y exponenciales, pero China lleva la delantera porque no tenía sector automovilístico propio". En opinión de este experto, eso ha cambiado y "hace pocos años apostaron por pequeñas empresas y 'startu-ps' de vehículos eléctricos que ahora ya dominan su mercado y amenazan el liderazgo histórico de Europa".

Crecimiento pese a las rupturas

La industria global del automóvil se ha visto muy afectada tanto por la pandemia del covid-19 como por la guerra en Ucrania. La IEA advierte que, en un futuro próximo, los retrasos en la entrega de vehículos eléctricos a los clientes pueden frenar el crecimiento de las ventas en algunos mercados. Pero, a largo plazo, los esfuerzos de los gobiernos y las empresas para electrificar el transporte están proporcionando una base sólida para un mayor crecimiento en las ventas.

Así mismo, los minerales críticos pueden llegar a ser otro cuello de botella a largo plazo. Por ejemplo, respecto al litio, un mineral crucial para las baterías actuales de los coches, los precios actuales son más de siete veces superiores que los de principios de 2021. Conjuntamente, los del cobalto y el níquel imitaron esta tendencia al alza. Esto podría provocar que el coste de las baterías aumentase un 15% si la horquilla de precios se mantiene en los niveles actuales.

Acelerar la reconversión de la industria

Para no quedarse rezagados, los gobiernos de Europa y Estados Unidos, han promovido políticas industriales dirigidas al desarrollo nacional de las cadenas de suministro de vehículos eléctricos, ya que más de la mitad de la capacidad de procesamiento y refinado de litio, cobalto y grafito se encuentra en China. Además, este país produce tres cuartas partes de todas las baterías de iones de litio y tiene el 70% de la capacidad de producción de cátodos y el 85% de ánodos, componentes básicos de las baterías.

Y es que, en 2021, más de la mitad de todos los coches eléctricos se ensamblaron en China y el país está preparado para mantener su hegemonía fabricante. "Las automovilísticas europeas deben poner ya toda la carne en el asador, reestructurando las plantas de fabricación de vehículos de combustión a eléctrico y no dejar caer una cadena de valor que se sustenta con más de 2,5 millones de trabajadores directos", apostilla Luis Valdés.

Otro de los sectores olvidados, según la Agencia Internacional de la Energía (IEA por su sigla en inglés), son los camiones eléctricos. Gracias al fuerte apoyo del gobierno, solo se han desplegado de forma sustancial en China. Pero, otros países han anunciado planes de electrificación de camiones pesados y los fabricantes están ampliando su oferta de modelos. Los camiones de largo alcance e internacionales requieren cargas de alta potencia que actualmente son caras y, a menudo, exigen mejoras de la red eléctrica. La IEA finaliza reclamando un mayor apoyo gubernamental y una mejor planificación de la infraestructura pública de recarga eléctrica.

Te puede interesar