497547075dj

El interés de las empresas por compensar CO2 se dispara

Las solicitudes para inscribir huellas de carbono en España aumentan año a año, batiendo todos los récords en 2021. Las iniciativas privadas son fundamentales en la lucha contra el calentamiento global

Planeta El Confidencial 30 de mayo de 2022
Las empresas se suman a la transición ecológica. (iStock)
Las empresas se suman a la transición ecológica. (iStock)

El interés de empresas, organizaciones y administraciones en el Registro de Huella de Carbono del Ministerio para la Transición Ecológica se disparó en 2021, cuando las inscripciones subieron un 73 % y los proyectos forestales diseñados para absorber CO2 se multiplicaron por cinco. Según el informe anual del registro, el número de compensaciones voluntarias mediante la compra de toneladas de CO2 absorbidas por esos proyectos subió un 44 %.

El registro se creó en 2014 para recoger el esfuerzo de organizaciones en calcular y reducir las emisiones directas e indirectas que genera su actividad -su huella de carbono- y facilitarles la posibilidad de compensarla total o parcialmente mediante proyectos forestales ubicados en España. El objetivo es fomentar el cálculo y reducción de emisiones y promover proyectos que mejoren la capacidad de España como sumidero, impulsando el mercado voluntario de derechos de emisión y concediendo los sellos "Calculo", "Calculo y Reduzco" y "Calculo, Reduzco y Compenso".

El número de proyectos de absorción inscritos se quintuplicó respecto a 2020, pasando de 21 a 103, con especial impulso en Galicia -85-

El registro está dividido en tres secciones: una en la que los interesados registran su huella y acciones para reducirla, otra en la que se inscriben proyectos de absorción y una tercera en la que certifican las compensaciones llevadas a cabo con estos. Por el momento, los proyectos inscritos solo pueden ser bosques creados en suelos que tenían otro uso -al menos desde 1989- o restauraciones de zonas forestales incendiadas, aunque está previsto ampliar su tipología, por ejemplo, a restauración de zonas arrasadas por plagas o ventiscas.

El estado de cada proyecto se revisa cada cinco años y las actuaciones deben ocupar como mínimo una hectárea y perdurar 30 años. Los proyectos pueden ser usados para compensar la huella de carbono propia o la de terceros que compren derechos sobre el CO2 absorbido y los precios no suelen transcender aunque, según fuentes consultadas por Efe, la media rondaría los 7 u 8 euros/tonelada.

El precio de la tonelada de carbono ronda los 8 Euros. (REUTERS-Wolfgang Rattay)El precio de la tonelada de carbono ronda los 8 Euros. (REUTERS/Wolfgang Rattay)

Estas compensaciones son voluntarias y se enmarcan dentro de la RSC, por lo que los derechos no pueden ser usados como moneda de cambio en los mercados obligatorios de CO2, donde los precios rondan los 85 euros/tonelada. Según fuentes del MITECO, 2021 fue una "locura", con cifras que reflejan mayor sensibilización y el deseo de contribuir a la sostenibilidad, aunque "lo importante es que esas plantaciones perduren y que el dinero que se genera con la venta de derechos se use para financiar nuevos proyectos" de absorción o conservar los ya existentes.

La transición depende de las empresas. (iStock)La transición depende de las empresas. (iStock)

El informe asegura que las solicitudes para inscribir huellas de carbono subieron el 87%, hasta las 1.980 -en 2020, el crecimiento fue del 36%- y el año cerró con 1.687 nuevas huellas inscritas, el 73% más -hay solicitudes pendientes de resolución en 2022-. En 2019, se incorporaron al registro 269 organizaciones, mientras que en 2020 se sumaron 372 y en 2021 la cifra se disparó a 673.

A 31 de diciembre, 2.057 organizaciones inscritas sumaban 4.926 huellas de carbono, teniendo en cuenta que para obtener el sello es necesario registrar la huella de cuatro años y, realizado el esfuerzo inicial, cada vez más organizaciones repiten. Por sectores, 330 son industrias manufactureras -891 huellas de carbono-, 227 pertenecen al de la construcción -490 huellas- y otras 226, al de administración pública y defensa -397 huellas- mientras que el peso de las pymes era del 68%, el de grandes empresas del 15% y el de administraciones del 13%.

El número de proyectos de absorción inscritos se quintuplicó respecto a 2020, pasando de 21 a 103, con especial impulso en Galicia -85- y las solicitudes ascendieron a 217, siete veces más que en 2020. A cierre de año, había 166 proyectos inscritos que se estima absorberán más de 1,24 millones de toneladas de CO2, de las que 207.751 ya están disponibles.

La sección de compensaciones de huellas de carbono sumó 78 inscripciones -el 44% más- y acabó el año con un total de 225. La cantidad de toneladas compensadas se multiplicó por siete -de 1.739 a 12.683- según el informe, que destaca que el número de proyectos de absorción que cede absorciones se ha ido incrementando de año en año.

Te puede interesar

PlanToGo: invento colombiano que podría transformar la agricultura y afrontar el cambio climático

PlanToGo, un pequeño dispositivo, que puede ir desde menos de un metro cuadrado de tamaño, tiene la capacidad de cultivar hasta 240 plantas con un ahorro del 95 por ciento de agua en comparación al que consumiría un cultivo en un campo convencional, un invento revolucionario en el difícil momento climático actual de la humanidad, podría evitar una hambruna, fue creado por la ingeniería colombiana desde el Centro de Desarrollo Tecnológico Octopus Force situado en el Valle del Cauca, Colombia.

Plantas pequeñas