497547075dj

Triste celebración  IV

Planeta Ing. Oscar Rivera Luna 05 de junio de 2022
Ing. Oscar Rivera Luna
Ing. Oscar Rivera Luna

Triste celebración  IV Desde la carta de advertencia dirigida en 1854 por el jefe indígena Seattle quien vivía en la barbarie pero conocía y respetaba la naturaleza al presidente de USA Franklin Pierce hasta hoy, nuestras emisiones de GEI aumentaron el contenido de carbono CO2e en la atmósfera terrestre de 250 partes por millón a más de 420 ppm. El carbono esencial para la vida a nivel normal es letal en la concentración actual, la mayor en 30 millones de años.

A pesar de los estragos del acelerado calentamiento; de las mega sequías, el desplome de mantos freáticos, de muertes por lluvias diluvianas, inundaciones y avenidas torrenciales.  A pesar de temperaturas insoportables, de los incendios, de violentos tornados, huracanes con diluvios devastadores, el deshielo del Ártico y La Antártida, Groenlandia… prosigue la tendencia a quemar más y más combustibles fósiles y en forma indefinida, usando fracking y métodos devastadores. Además de descalificar a quienes explican la urgente necesidad del cambio y la transición gradual hacia el uso de energías renovables; solar, hidráulica, de las mareas, del poderoso hidrógeno, la energía cinética de los vientos  

En las cinco extinciones masivas de especies anteriores causadas por fenómenos del Universo, al menos tres cuartas partes de las especies dejaron de existir en tres millones de años. En la extinción actual; del Antropoceno está sucediendo en unas cuantas décadas, originando un letal desbalance de acciones e interacciones entre las especies de flora  y  fauna y su generación de energía en los ecosistemas marinos, fluvales y terrestres, vital para el equilibrio biológico y climático de la tierra.
 

Te puede interesar