497547075dj

La mejor hora para desayunar si queremos perder peso

Un profesor de epidemiología genética del King’s College de Londres sostiene que se puede adelgazar entre 2 y 5 kilos

Salud El Mundo Al Instante 12 de junio de 2022
bella-dama-elegante-desayunando-cafeteria-al-aire-libre-impresionantes-vistas-ciudad-mykonos-mujer-bebiendo-cafe-caliente-terraza-hotel-lujo-vistas-al-mar-restaurante-complejo_109800-7097-768x512

Cada maestrillo tiene su librillo. Algunos expertos hacen hincapié en la necesidad de dormir bien, otros en hacer cinco comidas al día y la mayoría apoyan la teoría de “desayuna como un rey, come con un príncipe y cena como un mendigo”, expresión que trata de explicar que la primera comida del día debe ser la más copiosa, la segunda más moderada y la tercera, la más ligera…. Pero en el tema de nutrición, los estudios van aportando cada vez nuevas evidencias y hábitos que ayudan a perder peso como dormir las suficientes horas, ingerir proteína en las comidas para que aumente la saciedad se reduzca el hambre, consumir de forma esporádica picante, tomar café y té (sin leche) para acelerar el metabolismo, no tomar fruta después del mediodía o los que simplemente proponen que se coma más despacio, se mastique más la comida, que no se llenen los platos o que siempre nos quedemos con un poco de hambre…

En cierta manera, todos tienen su parte de razón, incluso los que defienden que la hora del desayuno también influye a la hora de perder peso. Es el caso de los defensores del ayuno intermitente, una corriente que considera que si se priva al organismo de alimentos durante periodos superiores a 12 horas, se desencadenan una serie de procesos químicos que ayudan a quemar la grasa. Hay muchos tipos de ayunos: los de 12, 14, 18 y los más extremos hasta 48 horas, el ayuno intermitente…

Y también en la forma de hacerlo, hay expertos que recomiendan hacer el ayuno por la tarde-noche (prescindir de la cena) y otros por la noche-mañana (dejar de desayunar).

Uno de los defensores de ésta última forma de ayuno es Tim Spector, profesor de epidemiología genética en del King’s College de Londres. En su opinión, la mejor forma de perder peso no es prescindiendo del desayuno, sino dilatando su ingesta. Para Spector esta es la mejor forma de hacer ayuno porque la mayor parte del tiempo se pasa durmiendo, por lo que se hace más llevadero.

Este especialista sostiene que con un ayuno de 14 horas se puede llegar a perder de entre 2 y 5 kilos en unos meses. Así, considera que si una persona cena a las 21:00 horas, debería retrasar el horario del desayuno al menos hasta las 11:00 horas. Si la última comida del día se retrasa, algo que puede ocurrir los fines de semana, el desayuno también habría que aplazarlo en la misma medida.

Spector explicó en la convención de Ciencias de Cheltenham (Reino Unido) que “tenemos que repensar todas las cosas que nos han dicho que no son saludables, porque está surgiendo mucha ciencia nueva”. “Hay un cambio simple que la gente puede hacer, retrasando su desayuno de 8:00 a 11:00 horas, que en realidad es más efectivo que las dietas de ayuno más modernas como las denominadas 5:2 (realizar una alimentación normal durante 5 días y restringir las calorías durante 2).

Las conclusiones a las que ha llegado Spector se basan en el estudio de la tribu Hadza de cazadores-recolectores que viven en Tanzania y que no sufren de obesidad ni diabetes tipo 2. La tribu no sabe lo que es el desayuno y su primera ingesta de comida es entre las 10:30 y las 11:00 horas todos los días.

El experto sostiene que “ayunar durante 14 horas al día, desayunar más tarde, pero en general comer la misma cantidad todos los días, es una forma de alimentarse más fácil de lograr a largo plazo”. “Funciona porque los microbios en nuestro intestino tienen un ritmo circadiano como nosotros y necesitan un período de descanso”, explica.

 

Te puede interesar