497547075dj

Descubren los ancestros de los delfines en Suiza

Unos fósiles que datan de hace 20 millones de años han sido identificados como dos nuevas especies de cetáceos relacionados con los delfines y los cachalotes modernos.

Ciencia tecnología e innovación El Confidencial 15 de junio de 2022
Así serían los delfines descritos en esta investigación (Jaime Chirinos)
Así serían los delfines descritos en esta investigación (Jaime Chirinos)

Hace aproximadamente 20 millones de años, Suiza formaba parte de una isla poblada de peces, tiburones y delfines, con mejillones y erizos de mar paseándose por el fondo marino. Así, aunque actualmente Suiza es un país sin salida el mar situado en el corazón de Europa, por aquel entonces este país conformaba un paisaje insular, con sus partes bajas cubiertas por un océano repleto de fauna marina.

Clasificando nuevas especies

Ahora, un equipo de paleontólogos de la Universidad de Zúrich (Suiza) ha investigado más de 300 fósiles de ballenas y delfines de este período, descubriendo fragmentos de dientes, vértebras y huesos del oído encontrados en Upper Marine Molasse -una secuencia de sedimentos con fósiles de 100 metros de espesor en Suiza- que han permitido la identificación de dos especies previamente desconocidas para la ciencia relacionadas con los cachalotes modernos y los delfines oceánicos.

 "Logramos identificar dos familias de delfines previamente desconocidas en Suiza"

Según explican los investigadores en su trabajo recientemente publicado, las fuertes corrientes arrastraron los esqueletos de los animales por el fondo del océano y esparcieron los huesos.

Ancestros de los delfines

“Logramos identificar dos familias de delfines previamente desconocidas en Suiza”, dijo el paleontólogo Gabriel Aguirre en su estudio publicado en la revista PeerJ. Utilizando una microtomografía computarizada, una técnica de imágenes en 3D, los investigadores pudieron reconstruir los órganos más blandos alrededor de los huesos duros del oído, creando modelos en 3D de los oídos. “Esto nos ayudó a analizar mejor la capacidad auditiva de los delfines”, aclaró Aguirre.

Concretamente, los científicos se centraron en la identificación e interpretación de los perióticos (hueso que contiene el oído interno y que son encontrados con menor frecuencia en el registro). “Los perióticos son raros, pero ofrecen la información taxonómica más rica en la muestra y dan pistas a las asociaciones ambientales”, apuntan los autores.

La reconstrucción de estos órganos sugiere que los animales extintos recién identificados están relacionados con los cachalotes y los delfines oceánicos que podemos ver en nuestros días.

Más hallazgos

Este descubrimiento se une a otro reciente de unos fósiles hallados en la cima de la montaña Chrachenhorn de los Alpes suizos, a unos 2.740 metros sobre el nivel del mar, que permitió la clasificación de costillas y vértebras de dos ejemplares de ictiosaurios, que habrían llegado a medir entre unos 17 y 21 metros de largo. Son los ictiosaurios más grandes que se han encontrado.

Los paleontólogos informaron que los esqueletos pertenecían al género 'Shastasaurus', un tipo de ictiosaurios que vivió entre mediados y finales del periodo Triásico, entre 227 y 208 millones de años atrás. Los 'Shastasaurus' están considerados como los reptiles marinos de mayor tamaño que hayan existido nunca.

Te puede interesar